Oposiciones educación Primaria… Aspectos clave antes de empezar

Oposiciones educación primaria… ¿Acabas de terminar tus estudios y es hora de decidir qué hacer de tu vida? ¿Llevas tiempo sin trabajar de lo tuyo? Hay muchas alternativas por las que puedes decidir presentarte a las oposiciones. Si finalmente decides opositar has de tener en cuenta una serie de consejos, aunque el principal para obtener el éxito es tener las ideas claras, fuerza de voluntad y una mentalidad positiva.

 

Oposiciones docentes

 

Puede que pienses que con tu titulación, con ganas y horas de estudio será suficiente, pero nada más lejos de la realidad. Es necesario tener en cuenta una serie de consejos que, sin duda alguna, te ayudarán en el camino hacia el éxito:

 

  1. Confiar únicamente en la documentación oficial

Es muy común hacer caso a personas que ya han pasado por un proceso similar de oposición, páginas web, academias, foros de opositores o incluso mensajes de Whatsapp de compañeros de facultad. Todo esto puede ayudarte pero también confundirte. Cada oposición tiene su propia convocatoria. Este es el documento oficial donde quedan reflejadas las bases y las condiciones especificas de cada  proceso de oposición. Ante la duda hay que remitirse siempre a la ley ya que cada año puede cambiar y nos puede jugar malas pasadas. Lee atentamente las convocatorias, subraya y extrae la información más importante.

 

2. Organizarse y planificarse

Una oposición es como una maratón y su preparación requiere de esfuerzo y tiempo. Tener una planificación clara y realista desde el comienzo de la preparación puede ser clave para el éxito. De nada sirve que seas muy ambicioso con tus objetivos de estudio si son muy difíciles de conseguir… lo que sí consigues de esa manera es frustrarte. 

 

3. Utilizar técnicas de estudio

Hay tantas formas de estudiar como personas en el mundo, y a cada uno le resulta más eficaz una u otra o la mezcla de varias. Aconsejar qué técnica es la más eficaz es complicado ya que cada persona es un mundo, pero lo que está claro es que sin técnicas de estudio y organización no seremos capaces de obtener buenos resultados. Aunque nos preparemos con academias, preparadores o por libre, el uso de ciertas técnicas nos ayudará seguro.

 

4. Buscar ayuda

La decisión de opositar es libre y cada uno decide cómo enfrentarse al proceso. Puedes optar por prepararte por ti mismo o asesorarte por profesionales. Es recomendable que decidas lo que decidas creas que es la mejor opción, comprendas la información y la hagas tuya.

Un preparador personal o una academia pueden prever necesidades y recursos, pero nunca van a poder suplir tu criterio y punto de vista.

 

5. Tener una mentalidad positiva

Preparar una oposición implica mucha dedicación, esfuerzo y trabajo que no siempre es recompensado. Es imperativo refrescar tu mente con mensajes positivos, imponerte pequeñas  y realistas metas que te ofrezcan una satisfacción cercana y posible. Y por supuesto, ¡no te rindas nunca! Momentos de bajón son comunes a todos, no dejes que puedan contigo.

 

 

6. ¡No te olvides de rellenar la instancia!

Puede que estemos inmersos en temarios, infografías y documentos pero no pierdas el rumbo. A lo largo del proceso hay momentos importantes que no debes pasar en alto. Cubrir y entregar la instancia es uno de esos momentos. Si no te inscribes, no puedes opositar y todo tu esfuerzo habrá sido en vano.

 

7. Paga las tasas de examen

Este es otro de esos momentos importantes en el proceso, es como una entrada a un concierto, si no la pagas, no entras. Pues con las oposiciones es lo mismo. Normalmente la cantidad a pagar, cómo, cuándo y dónde se pagan las tasas aparece reflejado en la convocatoria. Me remito al primer consejo. Lee detenidamente la convocatoria para no perderte en el proceso.

 

8. Presenta toda la documentación necesaria

De nada sirve rellenar la instancia y pagar las tasas si luego no se presenta la documentación que exige la convocatoria. En ocasiones, la documentación que debes acreditar hay que solicitarla en alguna entidad pública o buscarla en aquel baúl o carpeta polvorienta donde se guardan todos los papeles importantes. Toda la documentación a entregar debe ir reflejada en la convocatoria, léela y prepáralo todo con tiempo. Es aconsejable leer convocatorias anteriores para tener cierta previsión y anticiparte con el papeleo, es tedioso, y seguramente necesitaras hacer compulsas.

 

Con estos pequeños consejos el éxito estará más cerca, y no nos llevaremos sorpresas inesperadas… ¡A por todas!

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *