Cursos homologados… ¡El baremo es muy importante!

Cursos homologados… ¡El baremo es muy importante!

¡El baremo de méritos es muy importante, más bien podríamos decir que es crucial!

Cuando nos decidimos a enfrentarnos a un proceso de oposición automáticamente pensamos en horas de estudio, sacrificio personal, una serie de exámenes a los que nos tenemos que enfrentar, elaboración de temas, supuestos prácticos, programaciones… Pero casi siempre dejamos de lado la segunda parte de la oposición: «El baremo de méritos del proceso concurso-oposición». Es de vital importancia conseguir el máximo de puntos y así evitar sorpresas y obtener el éxito deseado.

 

¿Qué es el baremo de méritos de la oposición?

Es lo que denominamos «fase concurso» dentro del proceso concurso-oposición. Es en esta fase donde entran en juego los baremos de méritos en las oposiciones. Esta herramienta es muy recurrida en el proceso de selección de muchas oposiciones.

 

¿Qué quiere decir esto?

Pues que no vale sólo con «aprobar» las diferentes pruebas, sino que la nota final, (la que se tiene realmente en cuenta para la reordenación de todos los aprobados), se obtiene tras tener en cuenta los méritos que tengas incluidos en tu portfolio personal hasta el momento (o que aportes para ese proceso).

Normalmente hay que estar muy atento a las convocatorias ya que puede haber cambios entre una y otra así como en las diferentes Comunidades Autónomas. De todos modos el porcentaje suele ser del 70% la fase oposición y el 30% la fase concurso.

 

Si un opositor, después de horas y días interminables de estudio, saca un 10 en las distintas pruebas que miden los conocimientos del aspirante (Prueba práctica especifica de la especialidad, desarrollo por escrito del tema elegido y la defensa de la programación), realmente su nota final es de un 7. Traducido al mudo del opositor, será un futuro «aprobado sin plaza». Es como participar en una carrera de obstáculos y caerse en la última valla. 

 

¿Cómo puedo evitarlo? Cursos homologados

Como dijimos antes, es crucial tener el máximo de puntos en el baremo. Por norma general, consta de tres partes:

  1. La experiencia docente previa, es decir, los meses y años trabajados como docente.
  2. La formación académica, es decir, postgrados, doctorados y otras titulaciones universitarias.
  3. Otros méritos, es decir, la formación permanente, publicaciones o el dominio de lenguas extranjeras.

Este último apartado es de vital importancia para los opositores sin experiencia en las aulas. Así que, desde oposiciones-docentes, animamos a todas las personas que empiecen a prepararse una oposición que, a su vez, realicen todos los «cursos homologados» que puedan hasta completar este apartado.

 

También les animamos a que publiquen artículos en revistas educativas, esa novela infantil que tienes en borrador desde hace años o cualquier proyecto de esta índole para así aumentar tu baremo.

Sólo así podremos asegurar una plaza en esta carrera de obstáculos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.